Sabías que la seguridad pasiva cumple sólo la función de reducir daños cuando se ha producido una intrusión en las viviendas, mientras que la seguridad activa trabaja directamente para que la intrusión no se produzca. ¿Cuál escogerías si se tratase de cuidar lo que tú más quieres? 

La seguridad activa te da el control de evitar intrusiones en casa; porque más importante que tener una alarma que se active cuando se ha producido una intrusión o una cámara de vídeo vigilancia que grabe a los intrusos, necesitamos EVITAR cualquier intrusión.

Y si hablamos de nuestra familia y hogar, hablamos de cuidar lo que más queremos.

La seguridad o ausencia de riesgo es una necesidad que tenemos todos los seres humanos para sentirnos protegidos. ¿Pero qué ocurre cuando uno no se siente seguro en su propio hogar? Las cifras son muy claras, desde el inicio de la crisis en 2009, más de tres millones de viviendas han sido asaltadas en nuestro país.

Por su parte, la seguridad pasiva serviría más que para ofrecernos seguridad, para recopilar pruebas cuando se ha producido una intrusión.  En este apartado estaría todo tipo de sistemas de vigilancia desatendida, como son las cámaras de circuito que simplemente graban, en un grabador digital o analógico, su único cometido es el de identificar al/los  agresores o intrusos una vez cometido el delito, con lo que no evitan la acción, sólo “intimidan” en muy pocas ocasiones. Si el intruso es experimentado, sabrá detectar este tipo de vigilancia, con lo que tu hogar no será descartado.

Actualmente, existen múltiples opciones de seguridad para el hogar pero cada vez más nos inclinamos hacia los sistemas que proveen no sólo seguridad, sino seguridad activa que evite intrusiones, que permita controlar los accesos, comodidad y confort; productos como el SDS Smartkey, un sistema domótico de seguridad único que permite aumentar el grado de seguridad del acceso y permite la apertura y cierre de forma remota, desde donde estés, con sólo una llamada perdida desde un móvil o fijo. Sin Internet, ni Bluetooth, sin mandos ni llaves.

Y no sólo eso, si no que este sistema te ofrece beneficios como: olvidarte de llaves y de hacer copias, eliminar gastos en reparaciones o llamadas al cerrajero, evitar desplazamientos para darle acceso a otras personas, y si lo deseas también puedes tener un reporte de datos de entrada y salida en los accesos.

No dejes tu seguridad y la de tu familia en manos de otros, con el SDS Smartkey tendrás el control en tus manos porque, tu móvil es la llave.

 

– Smart cities need Smartkeys –